Categorías

¿QUÉ EFECTO TIENEN LAS RADIACIONES SOLARES SOBRE LA PIEL?

¿QUÉ EFECTO TIENEN LAS RADIACIONES SOLARES SOBRE LA PIEL?
2Votar
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

La luz, por definición, es la franja de radiación a la cual nuestro ojo es sensible. La radiación ultravioleta (UV) y la infrarroja (IR) no son visibles, y se sitúan en los extremos de la franja visible (ultra=sobre, infra=por debajo). Habitualmente se habla de ultravioleta e infrarrojo, o simplemente de UV e IR. Tanto las radiaciones UV como las IR se dividen según sus longitudes de onda (λ) en clases que se identifican con letras. Cada tipo de radiación produce efectos diferentes sobre nuestra piel.

UVAλ: 320-400 nm)   

Alcanza la dermis, capa profunda de la piel, atravesando la epidermis. Sus efectos son el bronceado y el envejecimiento prematuro de la piel.

UVB λ: 290-300 nm) 

Esta radiación es retenida parcialmente por la capa de ozono. Sólo alcanza la epidermis. Produce quemaduras y cánceres cutáneos. Es la principal causante de la inflamación cutánea (quemadura solar) y del subsiguiente enrojecimiento de la piel (eritema). Contribuye en mayor medida al riesgo de cáncer cutáneo. 

UVC (λ: 200-290 nm)

Es la más energética y peligrosa para la salud pero es totalmente retenida por la capa de ozono, por lo que si esta capa se conserva íntegra, no alcanza la superficie de la tierra y no nos afecta.

IR (λ: 0,7-1000 nm)

Es radiación en forma de calor que nos produce sensación térmica: según la radiación IR que recibimos podemos sentir frío o calor independientemente de la temperatura ambiental. Sobre los efectos y necesidad de protección frente a esta radiación prepararemos una entrada en el blog.

El principal factor de riesgo para la aparición de cáncer cutáneo es la exposición a radiaciones UVB y UVA porque pueden inducir mutaciones en el material genético de las células epidérmicas e impedir su reparación, lo que inicia la carcinogénesis. La exposición excesiva a las radiaciones UVB y UVA también afecta a nuestro sistema inmunitario.

Por esto, es muy importante conocer cuanta radiación ultravioleta puede afectarnos. El Índice Ultravioleta UVI, que aparece en muchos medios de información, es una escala que valora el grado de nocividad para la piel de la radiación UV prevista para ese día y lo comentaremos más detenidamente en la siguiente entrada.

Recibimos distinta cantidad de radiación UV a lo largo del día. Tiene el valor más alto a mediodía porque al incidir verticalmente atraviesa menos atmósfera y es menos retenida. Recibimos menos radiación solar en otoño e invierno que en primavera y verano.

El mismo efecto sucede con la altitud y la latitud. A más altura la radiación atraviesa menos atmósfera y es menos retenida. Se estima que recibimos un 8% más de radiación UV por cada 1000 metros de altura. También es más intensa la radiación en el ecuador. Las nubes gruesas limitan, aunque poco, la cantidad de radiación ultravioleta.

La posibilidad de que la radiación UV sea reflejada también influye porque una parte es absorbida al llegar a la tierra y el resto se refleja.  El asfalto refleja el 4%, la arena o la hierba reflejan menos del 10%, el césped el 25% y la nieve hasta el 80%.

Los efectos dañinos de la radiación UV también dependen de la sensibilidad del individuo. La piel humana de la población europea se clasifica en cuatro grupos principales (fototipos) dependiendo de la capacidad de ésta para broncearse y por ello debemos utilizar un fotoprotector adecuado a nuestra exposición y tipo de piel.

Puede completar la información en:

Asociación española de pediatría

http://www.aeped.es/documentos/protocolos-dermatologia

Asociación española contra el cáncer

http://www.aecc.es

 




 
 

Comentarios

No hay comentario

Deja un comentario

Introduzca su nombre
Nombre
Correo electrónico (nunca lo haremos público)
introduzca su página web
Deje su comentario
Por favor, haznos saber que no eres un robot.
©2016. Todos los derechos reservados. Desarrollado Qwerty Informática S.L . Diseño y desarrollo por Qmarketing.